• El Gobierno Federal y la Secretaría de Hacienda son los culpables de la escasez que se está presentando en algunas partes del país

Morelia, Mich., a 28 de diciembre de 2016.- Ante el aumento al precio de la gasolina que anunció la Secretaría de Hacienda a partir del 01 de enero de 2017, el dirigente estatal del PRD, Carlos Torres Piña aseguró que los incrementos al precio de las gasolinas y diésel son una estrategia del gobierno federal para hacer atractivo el negocio de las gasolineras para los inversionistas extranjeros, aun cuando la competencia no está garantizada y las condiciones económicas no son las mejores.

Por ello, el líder del Sol Azteca reprochó que la metodología utilizada para la determinación de los precios máximos traslade los costos del transporte, ya que va a provocar que en las zonas más pobres la gasolina cueste más, hecho que va en contra de cualquier intento de tener un desarrollo regional equilibrado en el país.

“El desequilibrio presentado por la SCHP y por el Gobierno Federal de extracción priísta, provoca que existan zonas de precios dispares, como por ejemplo que saldrá más caro comprar gasolina en la Meseta Purépecha o en la Costa Nahua que en Morelia”, criticó Torres Piña.

Además, lamentó que el precio final al consumidor tenga intervención del Estado por medio de un impuesto muy alto, tendiendo incrementos para las gasolinas Magna, Premium y el diésel de 14.2%, 20.1% y 16.5% respectivamente.

“El Gobierno Federal y la Secretaría de Hacienda son los culpables de la escasez que se está presentando en algunas partes del país, pues están buscando justificar la entrega de las gasolineras mexicanas a empresas trasnacionales”, acusó Carlos Torres Piña.

De igual forma, el dirigente perredista explicó que el nuevo esquema de liberalización del mercado garantiza solamente que el gobierno siga enriqueciéndose a costa del sacrificio de las familias y empresas mexicanas.

Al tiempo, advirtió que este es un primer golpe, ya que en febrero es previsible seguir viendo una escalada del precio de los combustibles.

“Cuando veamos que los precios se siguen elevando, el gobierno se lavará las manos y dirá justificándose que se debe al aumento del precio del petróleo y la volatilidad del mercado”, aseveró.

Finalmente, Carlos Torres Piña declaró que este es un gasolinazo desproporcionado que traerá como consecuencia el alza de precios de muchos otros productos y la aparición de la inflación, lo que impactará de manera grave a las familias más pobres.

“Hoy, comenzamos a ver los resultados de la política entreguista de Peña Nieto y del PRI, a través de su reforma energética”, puntualizó.

PRD Michoacán