Morelia, Michoacán, a 20 de diciembre de 2016.- Aplazar la discusión sobre la reestructura de la deuda solamente agravará la presión en las finanzas públicas del Gobierno de Michoacán, y con ello las dificultades operativas de los programas y obras que contribuyen para impulsar el desarrollo del estado, advirtió el presidente del Comité Ejecutivo Estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Carlos Torres Piña.

Ante este panorama, el líder perredista hizo un llamado a los diputados del Congreso del Estado para actuar con responsabilidad y comenzar la discusión sobre los alcances del proyecto de reestructura, que está en sus manos desde el pasado 12 de diciembre.

Por ello mostró su respaldo a la dirección y liderazgo al Gobierno que encabeza Silvano Aureoles Conejo, pues consideró que su trabajo representa las aspiraciones colectivas para transformar las condiciones de vida de la población, esto luego de recordar el periodo de crisis de gobernabilidad que vivió la entidad durante la administración del PRI.

“El gobierno que encabeza nuestro compañero Silvano Aureoles significa un parte aguas histórico en la vida de Michoacán en la medida en la que siga caminando con el apoyo de la base ciudadana que nos llevó al triunfo electoral”, enfatizó.

“A nuestro juicio se trata de una propuesta responsable, seria, transparente y bien sustentada, que amerita iniciar un análisis y discusión con altura de miras y reconociendo la corresponsabilidad que se tiene sobre este tema”, señaló.

Torres Piña afirmó que con las condiciones de pago actuales, cada día que pasa se incrementa el pago del servicio de la deuda con cargo a todos los ciudadanos.

“De los argumentos técnicos, contables y aritméticos, que muestran el crecimiento exponencial que ha tenido la deuda bancaria al haber sido contratada con intereses altísimos, se desprende que estamos ante un asunto de alta prioridad que se debe atender y resolver”, sostuvo el dirigente del PRD.

Para Torres Piña, la propuesta del Ejecutivo estatal no puede aplazarse porque condenaría a los michoacanos a seguir pagando intereses onerosos contratados por pasadas administraciones.

Basado en el documento que fue presentado ante los legisladores, destacó que mientras en este año se proyectó destinar mil 500 millones de pesos para el pago del servicio de la deuda, el monto se disparó a más de mil 800 millones.

Esto se debe, dijo, a los cuatro incrementos que sufrió la Tasa de Interés Interbancaria del Banco de México, pasando de una expectativa de aumento del 3.75 a un incremento real del 5.75 por ciento.

El líder estatal del PRD recordó que la reestructura permitirá mejorar las condiciones de pago y tasas de interés de cinco créditos, cuatro contratados en 2013 y el otro en el año 2007.

“Mientras más tiempo dejemos transcurrir, más costoso será para todos el pago de estos créditos y, en consecuencia, estaremos afectando también la liquidez y capacidad del Gobierno del Estado para hacer frente a las presiones financieras del cierre de año”, sentenció.

Afirmó que en éste y otros temas, la bancada del PRD procederá con plena responsabilidad y velando por el bien común de los michoacanos.

PRD Michoacán